El contrato de formación en alternancia es el contrato laboral que más ventajas aporta a la empresa en 2022 y la mejor alternativa al contrato temporal. Podrás contratar de 3 meses a 2 años y aplicar una bonificación del 100% en los seguros sociales durante toda su vigencia. 

Es una modalidad destinada a que jóvenes desempleados adquieran la formación profesional específica de un oficio, de forma teórica y práctica, en su puesto de trabajo.

Ventajas del contrato de formación en alternancia para tu empresa

El contrato de formación en alternancia es el contrato bonificado que más ventajas puede aportar a la empresa, actualmente es el único contrato bonificado que permite aplicar 3 bonificaciones mensuales: 

Reducción del 100% de los seguros sociales (75% para empresas con más de 250 trabajadores).

Bonificación del 100% de la formación teórica.

Bonificación adicional de entre 60 y 80 € para la empresa en concepto de tutorización (variará en función de la plantilla).

¡Ahora con alta inmediata del contrato y sin esperas!

El contrato de formación en alternancia puede ser incorporado al Plan de Responsabilidad Social Corporativa de tu empresa. Estarás contribuyendo a minorar uno de los problemas más graves de nuestra sociedad: la alta tasa de empleo juvenil.

Y por supuesto, mejora su competitividad y profesionaliza tu empresa, ya que incorporas a tu plantilla a un trabajador que va a recibir formación para su puesto desde el inicio de su contrato.

Además, en comparación a otras modalidades de contratos bonificadas, el contrato para la formación en alternancia:

No tiene límite establecido de número de contratos por empresa.

No exige mantenimiento del nivel de empleo.

Ventajas del contrato de formación en alternancia para el trabajador

El contrato para la formación en alternancia tiene muchas ventajas también para el trabajador, a continuación destacamos algunas:

Le permite acceder al mercado laboral.

Recibe formación de forma gratuita.

Se prepara de forma teórica y práctica para desempeñar una profesión.

Es el contrato temporal que más estabilidad le proporciona se puede formalizar hasta por 2 años.

Al finalizar el contrato de formación, tiene derecho a prestación por desempleo.

A su fin puede ser transformado en indefinido con bonificaciones para la empresa.